domingo, 28 de septiembre de 2014

Educar desde Ser

Unas compañeras mías han creado un programa para padres y profesores, para ayudarles a Educar desde Ser. La Educación actual está obsoleta, y en un mundo en red, creemos que los cambios los tenemos que aportar cada uno de nosotros, y ello empieza conociéndose y actuando desde el Ser.


Aquí os dejo el artículo sobre la presentación del programa que publicamos en Xàbia AL DIA:

Este programa, que se lanza para los padres y madres de Xàbia con el apoyo de las AMPAS de los centros escolares del municipio, pretende enseñar a los padres a actuar y educar desde el Ser, y desde allí, siendo ellos mismos, poder adaptarse a las necesidades únicas de sus propios hijos. No existe una fórmula única, ya que cada caso es diferente.
Como explicó la psicóloga Guiomar Ramírez-Montesinos, hemos cambiado de paradigma de organización social y de Era. Hemos pasado de un mundo organizado jerárquicamente a otro en red. En un mundo globalizado, las relaciones sociales y laborales exigen que cada individuo sea él mismo, sepa comunicar de manera positiva, ser auténtico y ofrezca sus talentos únicos al servicio del bien común.
La Educación de hoy ha de tener en cuenta las necesidades del mundo de mañana, pero una formación hecha para la época industrial de poco sirve ya. Los niños y jóvenes necesitan aprender ahora a potenciar sus talentos, a saber cómo comunicar y colaborar con los demás, a gestionar emociones y a solucionar problemas. El primer paso que hay que dar es Aprender a Ser.
Celia Martín confesó que fue el nacimiento de su hijo y los retos que le ha ido presentando lo que le ha embarcado en un camino de crecimiento personal. Así se ha podido dar cuenta de que no le valían los consejos de otros o ningún método concreto, y que lo mejor le funciona es ser ella misma para desde allí abordar el reto diario de la educación de su niño.
Celia habló de que se puede crecer de manera cuantitativa, que es lo habitual, o de manera cualitativa, mejorando como persona y aprendiendo cosas nuevas. La coach enumeró los  cuatro gados de crecimiento. La personas que están en la Inconsistencia y la Inmadurez, que son la mayoría, se limitan a reaccionar ante los hechos de la vida. No son dueños de su destino, sino que están siempre a expensas de lo que pasa a su alrededor. Los primeros tienden a echar las culpas fuera y quejarse de todo, a la vez que se sienten indiferentes, insatisfechos e inseguros. Los inmaduros hacen lo que creen que los otros quieren que hagan y tienen un punto de vista rígido sobre las cosas, sintiendo que han de ser obedientes y cumplir con lo que se espera de ellos.
Luego están los otros dos niveles. Las personas Consistentes sienten convicción y tienen confianza en sí mismo, así como un alto nivel de compromiso consigo mismo y su vida. Por último está la Misión. Las personas que llegan a este nivel son visionarias y sienten pasión y entrega por la labor que hacen a favor del bien común. A estos dos niveles sólo se puede acceder mediante el trabajo interior.
En otras palabras, para ayudar a nuestros hijos en su educación, primero hemos de aprender a actuar desde el ser, y no de manera automática, reaccionando a los estímulos externos de la vida.
Por último, Isabel Vila, de Ampliando Mapas, habló de la importancia de tomar perspectiva y de ampliar nuestra mirada. Los modelos en los que nos educaron están en parte caducos y somos analfabetos emocionales. Necesitamos ofrecer aprendizajes a nuestros hijos que contemplen áreas en las que no tenemos referencias claras. Hay muchas maneras de educar y ninguna es 100% buena o mala. Lo importante es descubrir cuál es la nuestra. Isabel propone hacerlo a través de preguntas adecuadas que nos lleven a  encontrar nuestras propias respuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Lo publicaré después de revisarlo.