domingo, 19 de mayo de 2013

El futuro del panorama laboral es el de las personas que colaboran en red

los ponentes de la joranda
"La visión de futuro es fundamental para que podamos encaminar nuestro esfuerzos y no sentirnos perdidos".

Ya son muchas las personas que funcionamos en red, aunque nos falta la perspectiva para entender que no se trata de una manera residual de trabajar para salir del paso, sino que estamos viviendo ya el futuro.

Según mi teoría, "la crisis actual es mucho más que una crisis, es un cambio de Era", y la última vez que la Humanidad vivió un momento como éste fue hace algo más de 5.000 años. Entonces, entramos en la Historia. Es por eso, en parte, que no podemos comprender correctamente esta crisis, y es que sólo tenemos referencias escritas de este período que va desde la fundación de las primeras ciudades en Mesopotamia hasta, según los Mayas, el año pasado.

De hecho, los Mayas hablaban de que cada 5.000 años la Humanidad vive un cambio de Era, o se inicia una nueva "cuenta larga", según su calendario. La Era anterior a la nuestra pertenece a la prehistoria, y en concreto coincide con el Neolítico. En este tiempo, los hombres dejaron un estilo de vida nómada para agruparse en poblados gracias a la agricultura. Era  una sociedad matriarcal e igualitaria que se reunía en círculo en torno al fuego, con poblados en círculo y que cristalizaba estas figuras bidimensionales. De hecho, se inventó la rueda en esta época y se construyeron por todo el mundo lugares sagrados circulares como Stonehenge.

Pero hace unos 5.000 años, gracias al aumento de la complejidad de las relaciones sociales debido al trueque y luego el comercio empezaron a aparecer las primeras ciudades. La organización social pasó a serjerárquica, ya que el círculo no servía para ordenar este grado de complejidad. La Humanidad empezó acristalizar pirámides, como las de Egipto, China o México.

Ahora, desde hace un par de décadas, hemos empezado a cristalizar una figura de cuatro dimensiones: lasredes. Redes de transporte, de comunicación, de electricidad, de gas, de comercio,... La cuarta dimensión es el tiempo y se define en que los nodos se conectan entre sí en función de la demanda. En un mundo globalizado, sin las fronteras de la ciudad, la ordenación de la Humanidad requiere de una figura más compleja que la pirámide.

Entonces, desde este punto de vista, podemos decir que la crisis actual se asemeja al cambio de estado de la materia. Pongamos por ejemplo un cazo de agua sobre el fuego. Aumenta la entropía y poco a poco el agua pasa a ser gas. Pero entre medias hay caos. Hay agua, gas, burbujas que explotan y salpican e incluso gotas de agua que salen disparadas fuera del cazo. Éste es el estado de nuestra crisis actual.

Diferencias entre la pirámide y la red
La forma de funcionar en un paradigma piramidal es muy distinta a la de la red. En una jerarquía hay uno que acumula la mayor parte de los recursos para distribuir una parte de ellos con el fin de satisfacer las necesidades básicas, y nada más, de aquellos que están por debajo, a cambio de fidelidad. Se trata de un sistema altamente dependiente, basado en el miedo, y en el que el individuo no vale nada, sino que se debe al colectivo.

En la pirámide, el jefe, rey o cacique de turno intenta dominar mediante el controlla opacidad y el divide y vencerás. Es un sistema rígido y dominante, donde se prima la obediencia y que fomenta el egoísmo. La misión es transformar la materia, pero al haber poca agilidad para adaptarse a los cambios por su estructura, se termina imponiendo esa producción, intentando convencer que es necesaria a la sociedad.

En red sucede todo lo contrario. Lo más importante es la comunicación y la flexibilidad. La red se adapta a la demanda de la sociedad y se basa en la empatía, los valores como la honradez, la honestidad, la transparencia. Importa el individuo como tal, ya que éste ha de conocer su talento para ponerlo al servicio de los demás. La red, merced a la cuarta dimensión que la constituye, no es todo material, sino que tiene un componente virtual o mental importante. El valor añadido en red es producto de la mente: la cultura, el arte, la innovación, la investigación, etc.

La nueva economía o wikinomía
El paradigma en red trae consigo una nueva economía que ha sido llamada wikinomía, y que tiene como características básicas la rapidez, la brevedad y la diversidad. El vocablo "wiki" quiere decir algo así como rápido y breve en hawaiano.

Nuevos términos están ya surgiendo en la red -de internet, cómo no- que demuestran que estamos cambiando de valores y de formas de actuar.

Desde el social marketing, que intenta primero averiguar a través de las redes cuál es la necesidad real de la gente, o los open labs, donde los clientes prueban productos nuevos para dar su feedback antes de que salgan al mercado, al crowdfunding, una forma de obtener dinero por parte de muchos para financiar proyectos. Proyectos como los startups, que son creados desde el sofá de casa con un ordenador y se convierten en una idea de éxito.

Las empresas disminuyen su tamaño y empiezan a externalizar talentos, desde el outsourcing alcrowdsourcing o peersourcing. Se crea una red de contribuidores, ya sea de fondos o de talentos, de mentes en red, que nos llevan inexorablemente a la llamada "economía del bien común", y es que, según estudios informáticos y económicos, las personas en red tienen un comportamiento mucho más cooperativo de lo que se esperaba.

¿Cómo será el trabajador de un mundo en red?
Seguramente la mayoría de las personas serán profesionales independientes que se unen con otros profesionales para crear proyectos empresariales -que no empresas-, cada uno aportando su talento, en función de la demanda, que tendrán una duración limitada, quizá de un día, o unos meses y algunos hasta pueden durar algunos años. Cada profesional estará a la vez en varios proyectos diferentes, garantizando así el flujo del dinero y por tanto la sostenibilidad de la wikinomía.

Ya son muchas las personas que trabajan así y que descubren la satisfacción de hacerlo. Desde un centro de terapias que comparte terapeutas con otros centros, a un grupo de profesionales del sector de la construcción que se une en base a la confianza mutua en la profesionalidad del otro para construir una casa, o una red de profesionales que juntos pueden acceder a contratas más importantes, a la vez que garantizan un servicio más próximo, humano y personal, el trabajo en red es más humano y más satisfactorio.

Talentos para un mundo en red

Además de tener que conocer tu talento, qué es lo que mejor se te da, con qué disfrutas dando lo mejor de ti, los rasgos básicos de una persona en red son la comunicación, la capacidad para trabajar en equipo, la flexibilidad, ser entusiasta y positivo, la sinceridad, la honestidad, saber cuidar las relaciones con los demás, estar enfocado en la solución del problema y no el problema, y aprender continuamente, poniendo siempre en práctica después lo que se ha aprendido antes.

En resumen, lo más importante en red son las relaciones entre las personas. Muchas veces en nuestra rutina diaria nos enfrascamos en nuestro trabajo creyendo que terminarlo es lo más importante, y sacrificando nuestras relaciones sociales. En un mundo en red, "lo más importante es decir que sí al café".

¿Y que pasa si no cultivas todos estos rasgos? Pues que quedarás desconectado de la red.

"Hemos entrado en la Era del Homo socialis; necesitamos ser consciente de esta realidad si queremos ser competitivos en la wikinomía;... y los políticos también". Las leyes no se adaptan nada bien a esta nueva realidad, con lo que aumenta la economía sumergida. Si el Estado quiere subsistir, deberá adaptarse a la demanda social.

Para leer artículo con todas las ponencias de la jornada: http://www.xabiaaldia.es/actualidad/el_futuro_del_panorama_laboral_es_el_de_las_personas_que_colabora_en_red-7693.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Lo publicaré después de revisarlo.