domingo, 19 de mayo de 2013

El futuro del panorama laboral es el de las personas que colaboran en red

los ponentes de la joranda
"La visión de futuro es fundamental para que podamos encaminar nuestro esfuerzos y no sentirnos perdidos".

Ya son muchas las personas que funcionamos en red, aunque nos falta la perspectiva para entender que no se trata de una manera residual de trabajar para salir del paso, sino que estamos viviendo ya el futuro.

Según mi teoría, "la crisis actual es mucho más que una crisis, es un cambio de Era", y la última vez que la Humanidad vivió un momento como éste fue hace algo más de 5.000 años. Entonces, entramos en la Historia. Es por eso, en parte, que no podemos comprender correctamente esta crisis, y es que sólo tenemos referencias escritas de este período que va desde la fundación de las primeras ciudades en Mesopotamia hasta, según los Mayas, el año pasado.

De hecho, los Mayas hablaban de que cada 5.000 años la Humanidad vive un cambio de Era, o se inicia una nueva "cuenta larga", según su calendario. La Era anterior a la nuestra pertenece a la prehistoria, y en concreto coincide con el Neolítico. En este tiempo, los hombres dejaron un estilo de vida nómada para agruparse en poblados gracias a la agricultura. Era  una sociedad matriarcal e igualitaria que se reunía en círculo en torno al fuego, con poblados en círculo y que cristalizaba estas figuras bidimensionales. De hecho, se inventó la rueda en esta época y se construyeron por todo el mundo lugares sagrados circulares como Stonehenge.

Pero hace unos 5.000 años, gracias al aumento de la complejidad de las relaciones sociales debido al trueque y luego el comercio empezaron a aparecer las primeras ciudades. La organización social pasó a serjerárquica, ya que el círculo no servía para ordenar este grado de complejidad. La Humanidad empezó acristalizar pirámides, como las de Egipto, China o México.

Ahora, desde hace un par de décadas, hemos empezado a cristalizar una figura de cuatro dimensiones: lasredes. Redes de transporte, de comunicación, de electricidad, de gas, de comercio,... La cuarta dimensión es el tiempo y se define en que los nodos se conectan entre sí en función de la demanda. En un mundo globalizado, sin las fronteras de la ciudad, la ordenación de la Humanidad requiere de una figura más compleja que la pirámide.

Entonces, desde este punto de vista, podemos decir que la crisis actual se asemeja al cambio de estado de la materia. Pongamos por ejemplo un cazo de agua sobre el fuego. Aumenta la entropía y poco a poco el agua pasa a ser gas. Pero entre medias hay caos. Hay agua, gas, burbujas que explotan y salpican e incluso gotas de agua que salen disparadas fuera del cazo. Éste es el estado de nuestra crisis actual.

Diferencias entre la pirámide y la red
La forma de funcionar en un paradigma piramidal es muy distinta a la de la red. En una jerarquía hay uno que acumula la mayor parte de los recursos para distribuir una parte de ellos con el fin de satisfacer las necesidades básicas, y nada más, de aquellos que están por debajo, a cambio de fidelidad. Se trata de un sistema altamente dependiente, basado en el miedo, y en el que el individuo no vale nada, sino que se debe al colectivo.

En la pirámide, el jefe, rey o cacique de turno intenta dominar mediante el controlla opacidad y el divide y vencerás. Es un sistema rígido y dominante, donde se prima la obediencia y que fomenta el egoísmo. La misión es transformar la materia, pero al haber poca agilidad para adaptarse a los cambios por su estructura, se termina imponiendo esa producción, intentando convencer que es necesaria a la sociedad.

En red sucede todo lo contrario. Lo más importante es la comunicación y la flexibilidad. La red se adapta a la demanda de la sociedad y se basa en la empatía, los valores como la honradez, la honestidad, la transparencia. Importa el individuo como tal, ya que éste ha de conocer su talento para ponerlo al servicio de los demás. La red, merced a la cuarta dimensión que la constituye, no es todo material, sino que tiene un componente virtual o mental importante. El valor añadido en red es producto de la mente: la cultura, el arte, la innovación, la investigación, etc.

La nueva economía o wikinomía
El paradigma en red trae consigo una nueva economía que ha sido llamada wikinomía, y que tiene como características básicas la rapidez, la brevedad y la diversidad. El vocablo "wiki" quiere decir algo así como rápido y breve en hawaiano.

Nuevos términos están ya surgiendo en la red -de internet, cómo no- que demuestran que estamos cambiando de valores y de formas de actuar.

Desde el social marketing, que intenta primero averiguar a través de las redes cuál es la necesidad real de la gente, o los open labs, donde los clientes prueban productos nuevos para dar su feedback antes de que salgan al mercado, al crowdfunding, una forma de obtener dinero por parte de muchos para financiar proyectos. Proyectos como los startups, que son creados desde el sofá de casa con un ordenador y se convierten en una idea de éxito.

Las empresas disminuyen su tamaño y empiezan a externalizar talentos, desde el outsourcing alcrowdsourcing o peersourcing. Se crea una red de contribuidores, ya sea de fondos o de talentos, de mentes en red, que nos llevan inexorablemente a la llamada "economía del bien común", y es que, según estudios informáticos y económicos, las personas en red tienen un comportamiento mucho más cooperativo de lo que se esperaba.

¿Cómo será el trabajador de un mundo en red?
Seguramente la mayoría de las personas serán profesionales independientes que se unen con otros profesionales para crear proyectos empresariales -que no empresas-, cada uno aportando su talento, en función de la demanda, que tendrán una duración limitada, quizá de un día, o unos meses y algunos hasta pueden durar algunos años. Cada profesional estará a la vez en varios proyectos diferentes, garantizando así el flujo del dinero y por tanto la sostenibilidad de la wikinomía.

Ya son muchas las personas que trabajan así y que descubren la satisfacción de hacerlo. Desde un centro de terapias que comparte terapeutas con otros centros, a un grupo de profesionales del sector de la construcción que se une en base a la confianza mutua en la profesionalidad del otro para construir una casa, o una red de profesionales que juntos pueden acceder a contratas más importantes, a la vez que garantizan un servicio más próximo, humano y personal, el trabajo en red es más humano y más satisfactorio.

Talentos para un mundo en red

Además de tener que conocer tu talento, qué es lo que mejor se te da, con qué disfrutas dando lo mejor de ti, los rasgos básicos de una persona en red son la comunicación, la capacidad para trabajar en equipo, la flexibilidad, ser entusiasta y positivo, la sinceridad, la honestidad, saber cuidar las relaciones con los demás, estar enfocado en la solución del problema y no el problema, y aprender continuamente, poniendo siempre en práctica después lo que se ha aprendido antes.

En resumen, lo más importante en red son las relaciones entre las personas. Muchas veces en nuestra rutina diaria nos enfrascamos en nuestro trabajo creyendo que terminarlo es lo más importante, y sacrificando nuestras relaciones sociales. En un mundo en red, "lo más importante es decir que sí al café".

¿Y que pasa si no cultivas todos estos rasgos? Pues que quedarás desconectado de la red.

"Hemos entrado en la Era del Homo socialis; necesitamos ser consciente de esta realidad si queremos ser competitivos en la wikinomía;... y los políticos también". Las leyes no se adaptan nada bien a esta nueva realidad, con lo que aumenta la economía sumergida. Si el Estado quiere subsistir, deberá adaptarse a la demanda social.

Para leer artículo con todas las ponencias de la jornada: http://www.xabiaaldia.es/actualidad/el_futuro_del_panorama_laboral_es_el_de_las_personas_que_colabora_en_red-7693.html

jueves, 16 de mayo de 2013

Pasando de los bancos en un mundo en red

En un mundo en red no siempre necesitamos acudir a los bancos para financiación. En la wikinomía existen muchas otras alternativas: crowdfunding, microcréditos, peer lending, etc. Por no hablar de la "banca ética", con iniciativas como Triodos Bank, que financia proyectos sostenibles locales con tu dinero. Los bancos deberán espabilarse si quieren seguir siendo competitivos...

Aquí os dejo un artículo escrito por mi amiga Chris Betterton-Jones sobre el tema:


Pasando de los bancos en un mundo en red

Como sabemos todos, la situación de los bancos hoy en día no ve sus mejores momentos. Pero también los usuarios lo tienen difícil, con los intereses de los préstamos altos –esto es, si consigues que te den uno-, y sin embargo, los ahorradores no se ven compensados. Por no hablar de las comisiones, a veces abusivas, o las condiciones de cambio de moneda. Por suerte, existen alternativas online más económicas para muchos de los servicios bancarios. Internet permite que estén interconectadas personas que no tienen nada en común, excepto el dinero o la necesidad de él.

Transferencias internacionales sin bancos
Imagínate que un estudiante español en una universidad en el Reino Unido necesita que sus padres le envíen dinero en euros que debe ser cambiado a libras esterlinas. Al mismo tiempo, un pensionista británico que vive en España necesita dinero de su cuenta en Inglaterra en libras para pasarlo a euros. Si cada uno de ellos utiliza el sistema tradicional de transferencia bancaria para enviar dinero, no sólo el banco les cobrará intereses, sino que además la entidad financiera aplicará desde 3 a 6 puntos más al cambio estipulado, siempre a su favor.

Sin embargo, si el estudiante y el pensionista se conociesen, podrían reducir estos gastos a casi nada en el intercambio. Sólo tienen que mirar a ver a cuánto está el cambio de moneda para que el alumno deposite los euros en la cuenta que el pensionista tiene en España, a la vez que el residente hace lo propio en la cuenta británica del estudiante. Así, los euros se quedan en España y las libras en Gran Bretaña. Así de simple.
Ésta es la idea que está detrás de Transferwise, un sistema de cambio de moneda basado en el crowdsourcing que ha sido creado por los que inventaron Skype y Paypal. Esta compañía tiene cuentas en los países y en las monedas requeridas. Así que cuando sus clientes quieren enviar algo de dinero, lo abonan a través de Transferwise, y el receptor en otro país lo recibe en la moneda que necesita.
Transferwise intenta emparejar los pagos, pero si no hay una cantidad que coincida, abona la cuantía desde su propia cuenta. El tipo de cambio que se usa es el de la media del mercado y no hay gastos añadidos. Si quisiera enviar 1.000€ desde España hasta Inglaterra, por ejemplo, me ahorraría unos 40€. ¿Parece demasiado bueno para ser real? Pues ya hay muchos residentes en Xàbia que usan este método.

Préstamos sin bancos
Otro sistema parecido que conecta a personas que prestan dinero con otras que quieren un préstamo es el "peer to peer lending" (préstamo entre iguales) o el "Crowdfunding" (financiación a través del grupo). Se trata de la práctica del préstamo de dinero a personas con las que no tienes relación, sin pasar por un intermediario, como un banco. Son préstamos personales sin asegurar, los intereses los fija el prestamista y el dinero se divide entre varios receptores para disminuir el riesgo. El inversor consigue de esta manera mejores intereses que lo que obtendría en un banco (5% o más), y el que recibe el préstamo también abonan menos intereses que en el sistema tradicional.
Actualmente, los Estados Unidos es el país que más transacciones de este tipo hace en el mundo, pero Europa no está muy a la zaga gracias a compañías de Gran Bretaña, Alemania, Italia o España. (Ver:_http://www.forbes.com/sites/groupthink/2013/04/23/crowdfunding-in-europe-the-top-10-peer-to-peer-lenders/).

En el Reino Unido son conocidas Zopa, Funding Circle y Ratesetter. Zopa existe desde el 2005 y hasta ahora ha prestado £301.854.170. Ahorradores colaboradores y personas que solicitan un préstamo que demuestran ser fiable son incentivados con tipos más bajos en sus ahorros o intereses, fomentando así la responsabilidad. La principal compañía de préstamos española es Comunitae, con base e Madrid. Desde sus inicios en el 2009, su comunidad de prestamistas ha financiado préstamos por valor de 2.1881.025€ y recibido 206.601,25€ en intereses.

Préstamos entre iguales en lugar de caridad
A veces se escuchan todo tipo de noticias sobre la falta de garantías de a dónde va el dinero que se dona a ONGs. Hay otra manera de ayudar a las personas del tercer mundo. En vez de donaciones, puedes prestar pequeñas cantidades de dinero para crear proyectos específicos a través de una organización de microfinanciación. De esta manera sabrás a qué se destina el dinero, a qué proyecto servirá, y encima, es probable que se devuelva el dinero. No a ti directamente, sino para financiar otros proyectos, prestándose una y otra vez. Un buen ejemplo de esto es Kiva. Puedes prestar desde 25$, y hasta ahora, desde el 2005, la compañía ha prestado 429.275.600$ con una devolución del 98,99%.

Capital de riesgo a través del crowdfunding
Pongamos que tienes una idea genial para diseñar complementos, o un artilugio, o un juego de ordenador, o crear una producción teatral, o perteneces a una banda de música brillante aunque desconocida. Necesitas dinero para iniciar tu proyecto. Tradicionalmente intentarías conseguir un préstamo en un banco o en una compañía especializada en inversiones, los cuales se llevarían luego un buen porcentaje de tus beneficios.
Pero ahora puedes quedarte con todos tus beneficios y reunir el dinero necesario para arrancar tu proyecto, colocando éste en una web de crowdfunding como Kickstarter. Sólo necesitas definir la cantidad de dinero que te hace falta y una fecha límite para conseguirlo. Si el proyecto gusta, la gente aportará los fondos.
Los proyectos deben alcanzar la meta prefijada para su financiación si quieren recibir dinero. Sin embargo, hasta un 44% de ellos lo consigue desde que arrancó la Kickstarter en el 2009. Los donantes, en este caso, no reciben beneficios a cambio, pero sí pueden obtener descuentos, muestras gratuitas, entradas, camisetas, etc., dependiendo de cuánto donan. Hay algunos proyectos que resultan tan populares que reciben mucho más de lo que se habían propuesto.
Kickstarter sólo está disponible para personas que residen en Estados Unidos o Gran Bretaña, pero en España tenemos Verkami, mucho más pequeña que la anterior, pero que ha logrado financiar 1.052 proyectos hasta ahora.
En Estados Unidos se está intentando promover el "equity crowdfunding", un sistema que permite a los donantes recibir un porcentaje de los beneficios. Sin embargo, aún hay muchos impedimentos legales que superar. Pero si tiene éxito, volveríamos al capitalismo tal y como se practicó en sus inicios, hace cientos de años: grupos de personas que se unen y reúnen dinero para financiar proyectos que son demasiado caros para poder realizarlos de manera independiente, y a cambio, obtienen una parte de los beneficios.

¿Cuál será el futuro de los bancos?
Los bancos no desaparecerán, ya que es difícil encontrar a alguien que esté dispuesto a prestar dinero a un plazo de 25 años, y sin embargo, hay mucha gente que solicita hipotecas. Igual para los negocios que necesitan préstamos para comprar, por ejemplo, maquinaria a plazos en cinco años. Así que los bancos seguirán siendo necesarios para estos préstamos a largo plazo. De todas formas, seguramente deberán replantearse su forma de actuar y su ética para seguir siendo competitivos, si es que quieren seguir haciendo negocios en un mundo en red.

por Christine Betterton-Jones. Basado en una charla realizada en el Jávea Computer Club, Mayo 2013

miércoles, 15 de mayo de 2013

Vídeo: mi ponencia de la jornada de "Trabajo en red"

Aquí os dejo el vídeo de mi ponencia en la jornada de "Trabajo en red, un futuro basado en el talento", en donde explico el cambio de paradigma que está viviendo la Humanidad.

Aproximadamente cada 5.000 años la Humanidad sufre un cambio en el paradigma que define o sostiene las relaciones sociales. El neolítico nos reuníamos en torno al fuego y la organización social era en base al círculo. Eran los primeros poblados, una sociedad matriarcal e igualitaria. El asentamiento fue posible gracias a la agricultura. En aquella época se inventó la rueda y se crearon monumentos circulares por todo el mundo.

Algo más de 3.000 a.C., gracias al trueque y al comercio, las relaciones humanas empezaron a ser más complejas, y se crearon las primeras ciudades con una organización jerárquica. La Humanidad empezó a "cristalizar" pirámides, una figura tridimensional.

Ahora, en este mundo globalizado, ya no hay fronteras ni límites de ciudades en nuestras relaciones, y estamos "cristalizando" redes: de transporte, de gas, de electricidad, internet...., una figura tetradimensional. La cuarta dimensión es el tiempo, y se define en cuanto que los nodos se unen entre sí en función de la demanda.

Esta nueva Era en la que nos organizamos en base a la red, implica cambios radicales en nuestra manera de estar en el mundo y de trabajar. Ahora lo importante es la comunicación entre las personas y la empatía. Volvemos a una Era "más humana".

Formas legales para trabajar en red

Las leyes están hechas para y basadas en un sistema jerárquico, incluso las referidas al mundo laboral. El mundo está cambiando, el paradigma que nos rige ya no es piramidal, sino en red. Trabajar en red significa que los actores son agente independientes, profesionales liberales, autónomos, que se unen entre sí en proyectos empresariales de duración limitada, con el fin de atender a una demanda social. Cada individuo puede a su vez estar en varios proyectos a la vez, que a menudo surge de las sinergias creadas de colaboraciones y encuentros.

Necesitamos, ya, si queremos ser un país competitivo, que las leyes se adapten a esta nueva realidad. Mientras, tenemos que hacer lo posible con lo que tenemos, que no es mucho.
La abogada y economista Gloria Diego (LexTax Consulting), enumeró en la jornada "Trabajo en red, un futuro basado en el talento", las opciones que existen actualmente para colaborar en red.





Formas legales para el trabajo y la financiación en red 
(ponencia de la Jornada de "Trabajo en red, un futuro basado en el talento")

Gloria Diego (LexTax consluting), abogada y economista, experta en hacer entendible la complejidad de las leyes, enumeró las fórmulas legales que existen para poder trabajar en red.


  • Contrato de cooperación entre autónomos: varios autónomos deciden colaborar en un proyecto común durante un tiempo limitado o ilimitado. El contrato debe detallar la naturaleza de la contribución de cada autónomo y el porcentaje o la participación en los resultados del proyecto. No se exige una aportación mínima y cada autónomo responde por sí mismo. Uno de ellos se encarga de facturar al cliente y el otro le factura los servicios. Las contabilidades son independientes. Éste sería el caso de un centro de profesionales independientes en el que estos pagan un alquiler de sala o una cantidad determinada cada vez que prestan su servicio; o el de la organización de un evento deportivo entre varios profesionales independientes.
  • Comunidad de Bienes: un contrato en el que varias personas se unen entre sí para crear un proyecto empresarial, y en el que cada uno aporta algo diferente, como por ejemplo el caso de un bar, donde uno es propietario del local, otro hará de barman y otro de camarero. El contrato debe detallar la aportación y el porcentaje de las ganancias que cada uno recibe. No se exige aportación mínima y es la Comunidad de Bienes la que factura a los clientes y luego reparte los beneficios según el porcentaje estipulado entre los comuneros.
  • Sociedad Limitada: Para aquellos casos en los que se persigue un proyecto a largo plazo y se cuenta con una estructura de colaboradores estable. Es la fórmula ideal para las empresas pequeñas, en la que la responsabilidad social de los pocos socios está limitada al capital social aportado. Requiere un capital mínimo y una escritura pública. Los socios pueden ser retribuidos mediante escritura o dividendos.
  • Cooperativa: asociación autónoma de personas que se unen voluntariamente para formar una organización democrática. La adhesión es abierta y voluntaria y cada profesional es autónomo e independiente. La responsabilidad es solidaria e ilimitada por lo que exige que haya un alto grado de confianza entre los cooperativistas.



Formas de financiación en red

El mundo en red trae muchas nuevas oportunidades para financiar proyectos que no dependen de los bancos.


  • Cofunding: en español, financiación colectiva. A través de determinadas plataformas webs, una persona presenta un proyecto y fija la cantidad de dinero que necesita para iniciarlo, así como el plazo de tiempo para lograrlo. El emprendedor recompensa a sus "mecenas" con algún detalle, muestra o recuerdo. En España hay webs como Verkami, Lanzanos, Goteo o Kifund dedicadas al coworking.
  • Peerlending: A través de plataformas webs, se conceden préstamos entre iguales. Sitios como comunitae ponen en contacto a personas que necesitan dinero con otras que quieren obtener rentabilidad por su dinero, de forma alternativa a la banca tradicional. El prestamista logra así una rentabilidad superior a la que obtendría en un depósito bancario, y el prestatario logra financiación a un coste inferior a la tradicional, sin otorgar avales.
  • Préstamo participativo: es un préstamo a largo plazo que un business angel (ángel de negocios) otorga a un proyecto empresarial innovador, con posibilidad de carencia, cuyos intereses están ligados a los resultados de la empresa. El business angel, que suele ser un directivo o ejecutivo, aporta también su experiencia y sus contactos, y espera obtener una rentabilidad a largo plazo.

martes, 14 de mayo de 2013

Vídeo presentación de la jornada "Trabajo en red, un futuro basado en el talento"

Santi de Tvnet ha hecho este pequeño vídeo introductorio de la jornada que pretende dar unas pinceladas de lo que fueron las ponencias. Una jornada en la que se destacó que lo más importante para esta nueva Era en red es comunicarse con los demás y ser flexible, es decir, tenemos que aprender a decir siempre que sí cuando nos dicen de ir a tomar un café...


domingo, 12 de mayo de 2013

Crowdsourcing, aprovechándose del talento de la comunidad

Crowdsourcing es una manera de externalizar trabajos o tareas mediante el uso de comunidades masivas, generalmente a través de internet y aprovechando la contribución de ciudadanos interesados en colaborar.

También está el concepto de peersourcing, que es similar pero la colaboración se busca entre la comunidad de iguales o profesionales del mismo sector.

Estos dos términos derivan del outsourcing, que es una práctica ya muy habitual en empresas y administraciones y que consiste en contratar fuera los profesionales que se necesiten puntualmente, como puede ser un ingeniero, un abogado, etc.

Aquí os dejo un vídeo en el que Juan Ramón Moreno explica en qué consiste el crowdsourcing creativo:


Crowdfunding, una manera de financiarse sin tener que usar los bancos

El Crowdfunding o Financiación en masa, también denominada cuestación popular, financiación colectiva, microfinanciación colectiva, y micromecenazgo, es la cooperación colectiva, llevada a cabo por personas que realizan una red para conseguir dinero u otros recursos, se suele utilizar Internet para financiar esfuerzos e iniciativas de otras personas u organizaciones. Puede ser usado para muchos propósitos, desde artistas buscando apoyo de sus seguidores, campañas políticas, financiación del nacimiento de compañías o pequeños negocios.

En el mundo en red, la economía cobra una escala menor, es rápida y diversificada. Se habla de la wikinomía. Esta característica no sólo se refiere a la forma de hacer negocios, sino también a la manera de financiar estos. Por eso el crowdfunding, una manera de recaudar dinero a través de microdonaciones online, y en base a lo convincente de tu proyecto, se está postulando como una interesante alternativa a los bancos.

En España una de las webs más populares que se dedican al crowdfunding es www.verkami.com

Adjunto un par de vídeos sobre Crowdfunding, una manera de financiar proyectos a través de microdonaciones y sin pasar por bancos.


"Crowdfunding", ¿adiós a los bancos?





Estudio: el potencial del crowdfunding en proyectos solidarios